SumpaVive 2012: Calih Rodríguez

Imagen

 

Macas, 1988. Músico, poeta, estudiante de música contemporánea en la Universidad San Francisco de Quito. Su primer libro de poesía, “Mi patria es el infierno”, se publicó en el II Festival Latinoamericano de Poesía “SumpaVive2012”.

 

-o-

 

ÉXODO  DE ARENA

               

Siempre regreso a la misma orilla,

Donde el mar cesa su majestad de fuego

Labriego perdido, labrador de ausencia

Soy solo arena, cualquier oleaje me destruye

Me deja sin escamas, cualquier viento…

El recorrido de tu cuerpo,

Fanal inquisidor de mi navío.

Soy solo arena, los espasmos de sal,

El mar derruido de furia,

Todo lastima mi fútil geometría.  

Que queda de las huellas en mi tacto.

Gaviota de luz sin recorrido aéreo

Soy solo arena esparcida en los desiertos,

En la orilla de la espada, en la boca del fagot.

Tus pies descalzos en mi superficie antigua

El roce ultimo de tus manos rompiendo el

Horizonte arado de mis labios sin forma.

Soy solo arena  incontable en tu desierto.

En tus abismos de sed, en tu mar de saliva.

Siempre regreso a la misma orilla,

A morir en la diagonal esfera de sequía,

O en el sueño oculto de la lluvia.  

Recorrí los siglos del barro, para ver

La arquitectura de tu enjambre,

De tus ojos líquidos de estatua.

Mis venas son arena, mi cuerpo es arena

Mi sangre es arena, mis huesos son arena

Soy solo arena envuelta en el sudario de la luna,

Sin soles en las manos, ni rostros de espinas.

El viento me esparce, me deshace,

Me hace emprender un ignorado viaje,

Sin rumbo de invierno ni brújula de vidrio a la deriva.

Cubro el pelambre de los lobos en su sombra de furia

Soy la niebla de polvo en las batallas.

Abrigo a los muertos en sus tumbas terrenales.

Soy alimento para los gusanos de la culpa

Custodio al cadáver y me profano de sangre

Seré tu lecho de muerte, y beberé tus labios,

Y entonces serás ceniza, serás arena infinita

Esparcida en los desiertos,

En la orilla de la espada, en la boca del fagot.

Cualquier oleaje te destruirá

Te dejara sin escamas, cualquier viento…

Serás solo arena, los espasmos de sal

El mar derruido de furia

Todo lastimara tu fútil geometría

Cuervo de la noche en recorrido aéreo

Serás la superficie de unos pies descalzos.

Y el roce ultimo de algunas manos romperán el

Horizonte arado de tus labios sin forma

En los abismos de sed, en el mar de saliva.

Regresaras siempre a la misma orilla

Y el viento de la noche te esparcirá

Por el alba y el poniente para morir bajo el diluvio.

En la diagonal esfera de sequía,

O en el sueño oculto de la lluvia.

Recorrerás los siglos del barro

Serás solo arena envuelta en el sudario de la luna,

Sin soles en las manos, ni rostros de espinas.

Cubrirás el pelambre de los lobos en su sombra de furia

Serás la niebla de polvo en las batallas.

Abrigaras a los muertos en sus tumbas terrenales.

Serás alimento para los gusanos de la culpa

Custodiaras al cadáver y te profanaras de sangre

Serás mi lecho de muerte, y beberás mis labios,

Y entonces, y al final, seremos solo arena,

Arena indescifrable, arena muerta. 

Juntos los dos, sin tacto, sin profundidades.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL MAR EMBRAVECIDO

 

69 lenguas de ira buscan mi yugular y mi espina deseada                                                                                            de alimañas y viajes, y la proa extravía el equilibrio y caigo                                                                                        repleto de tacto y sombra, y acostado en la lenta agonía del mar                                                                                     que se retuerce trémulo como un cuerpo herido                                                                          de océano y galopes de sirenas muertas y de ángeles,                                                                         la crisálida saluda mi canto de desolación y vidrio                                                                                            Que oleaje de furia, la marea crece con su banal                                                                   Juego de serpientes, y lanza mi nombre                                                                        hambrienta de naufragios y recibe la sorda                                                                     respuesta de las rocas que ya empiezan a lamer mi herida,                                                      hay tanta sal en la sangre, tanto eco en los ojos                                                                                  oh mar ciego y púrpura, oh espuma inerme de un milagro,                                                                  llanto pálido y humano como ancla perdida.                                                                          Ahora que el barco se hunde y solo tú puedes salvarme                                                               y dudas de mis dudas y mis ritos y de mis ruinas,

y con amarga dulzura dejas que me hunda 

y que el mar te libre de mi perversa compañía,                                                                      pierdo el ovillo hacia tus manos y empiezo a sumergirme                                                          con sed de ausencia y desmayo, inhalo el agua esquelética                                                            que se mece en mis pulmones, y con mis prendas húmedas de exilio                                                  y mantarrayas en los dedos, enciendo un cigarrillo de hojarasca,                                                                              para inclinarme a la señora muerte, a la que sin duda alguna;                                                amo todavía. 

 

Anuncios

Acerca de poe88

[Santa Rosa - Salinas. Santa Elena, 1988] Poeta y promotor cultural. Ha publicado en poesía “Sueños Inconstantes” (Santa Elena, 2010), “Ángeles Sodomizados [Grilla del Éxodo]” (Jaguar Editorial) y el trabajo antológico “Voces en el naufragio” (Edición C.C.E, Núcleo Santa Elena, 2012) donde reúne los rostros del I y II Festival Internacional de Poesía SumpaVive del cual es organizador. Coordina además el Encuentro Nacional de Poesía Joven Marejada, entre otros eventos culturales que se despliegan dentro de la provincia de Santa Elena.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s